El presidente de México expresó que es un orgullo que se considere “non grato” a su embajador en Perú

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, manifestó que es un “orgullo” que Perú declarara persona non grata a su embajador en Lima, tomando en cuenta que el diplomático dejó “en alto el nombre” de su país.

“Es un timbre de orgullo que se le declare a nuestro embajador persona non grata por estar cumpliendo la misión de salvar vidas y hacer valer nuestra política exterior, el derecho de asilo”, sostuvo el mandatario, en rueda de prensa.

El mandatario, envió un mensaje a Pedro Castillo, asegurándole que su esposa e hijos “no están solos”, y que “están a salvo en la Ciudad de México”, donde se les dará apoyo y asistencia.

Durante la conferencia, López Obrador cedió un espacio a Pablo Monroy, exembajador de México en Perú, y quien fuera expulsado el pasado 20 de diciembre, al cumplir su misión “en apego con lo mejor de la política exterior que es garantizar el derecho de asilo, el salvar la vida a perseguidos de cualquier nacionalidad”, indicó.

Puedes leer: México mantiene relaciones con Perú, pese a expulsión de su embajador

Monroy aseguró que “hay preocupaciones legítimas por la crisis política en Perú, confiamos en que se respeten los derechos humanos internacionales”, refirió.

Te puede interesar: ¿Bolivia se enfrenta a un nuevo golpe de Estado?

El exembajador, durante sus funciones, gestionó la salida de varias familias mexicanas que se encontraban en Perú, en el contexto de las protestas que se llevaron a cabo por el encarcelamiento de Castillo.