El avance de China podría significar la transición de los combustibles fósiles hacia una generación energética más limpia.

Científicos de China lograron crear un dispositivo que produce hidrógeno a partir del agua de mar. Este avance tecnológico, se muestra como el más eficiente de su tipo para producir un elemento que podría sustituir a los combustibles fósiles en un futuro cercano.

La investigación ha sido publicada en la revista Nature, donde se detalla la implementación de un nuevo sistema de membranas que logran separar las impurezas del agua de mar, como la sal y otros minerales. Con esto, es posible producir hidrógeno de manera sostenible y sin incurrir en mayor gasto energético.

El hidrógeno es uno de los elementos más abundantes en el planeta, sin embargo, no se encuentra en estado puro. En el agua, se encuentra junto al oxígeno, estos dos elementos deben ser separados para obtener el hidrógeno, pero se necesita agua limpia puesto que cualquier impureza afecta la producción de este.

Hasta ahora, se ha obtenido hidrógeno utilizando agua dulce, ya que reduce la pérdida del elemento por impurezas, el problema es que el agua dulce representa solo el 2.5% del agua total en la tierra y la más limpia (menos del 1%) está destinada al consumo humano.

Puedes leer: Guerra de los chips: China demanda a EEUU ante la OMC

Los océanos parecen ser la solución más viable para obtener el hidrógeno, pero hasta ahora la sal, el calcio y demás impurezas de los mares han sido el talón de Aquiles para la producción industrial de este elemento.

Te puede interesar: China fortalece su liderazgo frente a Estados Unidos

Con el avance científico por parte de China en esta materia, es posible pensar en la producción masiva de hidrógeno para ser utilizado como un combustible libre de emisiones de CO2.