Italia se encuentra en medio de una profunda crisis política con el hundimiento del Gobierno Draghi

La crisis política en Italia está tomando giros sorpresivos, agudizándose cada vez más con el desplome del Gobierno. Ahora con la reciente renuncia del primer ministro, Mario Draghi, ante el presidente de la República, Sergio Mattarella, la situación no perfila nada bien y lo peor, podría estar por venir.   

El Gobierno Draghi se desploma

La renuncia de Draghi, se da en el contexto de la crisis energética y de inflación que atraviesa Europa, vinculada al conflicto entre Ucrania y Rusia; donde varios funcionarios y altos cargos de gobiernos del bloque europeo, se han visto obligados a dimitir.

Ante su renuncia, el primer ministro, Mario Draghi, se refirió a la falta de apoyo que tuvo en el legislativo, para su continuidad, de parte de sus socios de coalición, donde de 320 escaños de la Cámara italiana, apenas obtuvo 95 votos a favor, 38 en contra, y la otra gran mayoría se abstuvo de votar.

Puedes leer: Daniel Ortega: Las guerras impuestas por los imperios afectan al mundo

Draghi, presentó su renuncia el 21 de julio. El presidente italiano, tomó nota de la dimisión, y le solicitó permanecer en funciones a través de un gobierno provisional.

Pero más tarde, Mattarella, firmó un decreto de disolución del Senado y la Cámara de Diputados, tras haber sostenido una reunión con los presidentes de ambas cámaras.

Te puede interesar: Irán, Latinoamérica y el nuevo orden mundial

Ante la renuncia del primer ministro de Italia, se convoca a elecciones anticipadas, las cuales se celebrarán dentro de 70 días. Pero los líderes de los partidos Movimiento Cinco Estrellas (M5S), Lega y Forza Italia, anunciaron que no participarían de dicha votación.