El año 2018 fue clave para el proceso de investigación en el que se encuentra Facebook actualmente. Fue en este año que la empresa decidió cambiar el algoritmo de funcionamiento, priorizando en la interfaz de sus usuarios, contenidos violentos, desinformativos y confrontativos; y llenando la red social de grupos extremistas en todo el mundo.

Esto es lo que ha revelado Frances Haugen, científica de datos, especialista en gestión algorítmica de productos y ex empleada de Facebook, quien denunció que esta empresa “prioriza sus intereses económicos por encima de lo que es bueno para el público”. Las palabras de Haugen se basan además en evidencia.

Francés Haugen abandonó Facebook cuando la empresa disolvió su equipo de “integridad cívica” después de las elecciones de 2020.

Antes de abandonar la compañía en mayo de 2021, Haugen se dedicó a copiar miles de documentos internos de la corporación, en los que se revela que Facebook “sabe que los discursos de odio, los discursos políticos divisorios y la desinformación, tanto en Facebook como en la familia de las demás aplicaciones, están afectando a las sociedades de todo el mundo”.

Según Haugen, esto se debe principalmente al cambio en el algoritmo realizado en el año 2018.

“Facebook te mostrará contenido similar al que hayas reaccionado en el pasado. En investigaciones internas hechas por la compañía, se sabe que los contenidos violentos, la desinformación, etc., generan ira y enojo, que es una emoción más sencilla de generar que las otras”. Haugen explicó que este tipo de contenidos deja a la gente “enganchada” a la plataforma.

El Ejército de Myanmar utilizó Facebook para generar odio en contra de los rohinyas, y así justificar la “limpieza étnica” de 2018.

Uno de los ejemplos recientes, fue el genocidio contra los rohinyás en Birmania en el año 2018. En una campaña que duró aproximadamente 5 años, el Estado y ejército de ese país, divulgó información en contra de este grupo minoritario a través de Facebook. El resultado fueron 25 mil personas muertas y 700 mil desplazados; todos rohinyás.

Por otra parte, y dentro del territorio estadounidense, se afirma que Facebook también facilitó la plataforma para para la organización del asalto al capitolio el 6 de enero de 2021. En Europa, partidos políticos han criticado que este algoritmo “los ha obligado a adaptar sus comunicaciones, llevándolos a posturas más extremas”.

Según Haugen, Facebook permitió la organización del asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021.

“Si se cambia el algoritmo, la gente pasará menos tiempo en la plataforma, clickeará menos en la publicidad y Facebook ganará menos dinero”, explica Haugen. A juicio de ella, es por esto que el algoritmo no es cambiado.

Además de Facebook, la otra red social que Haugen ha puesto en cuestión es Instagram. Según la ex trabajadora, y basada en investigaciones internas de la empresa, “Instagram es la peor de todas las redes sociales”.

Según estudios, el 13.5% de las adolescentes que usan Instagram experimentan un empeoramiento en los pensamientos suicidas. Mientras el 17%,  afirma que esta red social empeora los desórdenes alimenticios.

La peor red social es, según Haugen, Instagram, pues genera sentimientos autodestructivos en sus usuarios.

“Lo más triste es que, basados en investigaciones de la misma empresa (Facebook), se sabe que mientras más consumen este tipo de contenido, estas mujeres experimentan mayor depresión y a la vez hacen mayor uso de la aplicación”. Haugen concluyó que la misma investigación afirma que Instagram no es sólo más dañina, sino que es “peor” que otras formas de red social.

Frances Haugen declarará ante una subcomisión del Senado de los EEUU. con el objetivo de que la empresa sea más regulada por la ley federal. “Facebook se convirtió en una empresa de $1 billón de dólares al pagar ganancias con nuestra seguridad, incluida la seguridad de nuestros hijos; y eso es inaceptable”.