Svante Pääbo demostró que los Homo sapiens tuvieron vínculos con los neandertales.

El científico sueco, Svante Pääbo, de 67 años, ha recibido el Premio Nobel de Fisiología y Medicina por sus aportes y descubrimientos sobre la evolución humana, mediante estudios que lograron crear una disciplina completamente nueva, la paleogenómica, y es el primer científico de la historia que descubre una especie humana desconocida, los denisovanos.

Svante Pääbo, realizó sus estudios en la Universidad de Múnich de Alemania, y en el Instituto Max Planck de Antropología Evolucionaria en Leipzig, además es hijo de Sune Bergstrom, quien ganó el Nobel de Medicina en 1982.

“Al desvelar las diferencias genéticas entre las personas actuales y los homínidos extintos, sus descubrimientos permiten investigar qué nos hace genuinamente humanos”, han añadido los encargados del galardón.

Pääbo, explora los orígenes de nuestra especie utilizando herramientas que antes solo eran utilizadas para la biología molecular y la medicina. Así en 2010, logró obtener el genoma completo de los neandertales, demostrando que tenían la capacidad de hablar y que tuvieron hijos con los Homo sapiens de forma recurrente, dando como resultado, que los humanos fuera de África, lleven al menos un pequeño porcentaje de ADN neandertal en sus células.

Puedes leer: Descubren mutación en sangre de astronautas tras viajar al espacio

Al científico sueco también se le atribuye el descubrimiento de una especie desconocida, bautizada como los denisovanos. Descubierta a través del ADN extraído del hueso del dedo meñique de una niña que vivió en Siberia hace unos 50 mil años.

Te puede interesar: ¿La cura del cáncer ya existe? Con las investigaciones de Pääbo, la comunidad científica se ha motivado a intentar “resucitar” especies extintas como el Mamut o los propios neandertales, a partir de la paleogenómica, que busca la reconstrucción de las secuencias genéticas de las especies perdidas en la historia.